Producir cine a través de una AIE: ¿cómo hacerlo atractivo para un inversor?

Los inversores son reticentes a entrar solamente por un 25% de desgravación, en la península sobre el primer millon, y 20% sobre el resto, si bien un mayor gasto puede generar ahorros fiscales adicionales, hasta llegar a los 3 millones. Quizás sea diferente en Canarias donde el incentivo fiscal es del 45%-40% o en Navarra, el 35%. Se debe considerar lo que el productor original está dispuesto a ceder, además de ese 25%-20%. De lo contrario, la operación no es demasiado interesante para un inversor, y menos si se trata del sector cinematográfico y audiovisual cuya imagen está relacionada con el riesgo y no hay una garantía de unas ganancias mínimas. Los rendimientos importantes de las obras cinematográficas y audiovisuales se generan durante los dos y tres primeros años. Si el inversor tiene intención de seguir invirtiendo en cine, puede lograr una cartera de títulos que puede estar liquidando durante un tiempo largo.

Leer más