Condenados a coproducir a nivel internacional: ¡Abre tu ventana a otros mundos!

La coproducción internacional: su esencia

Las coproducciones han sido una fórmula habitual en la mayoría de las industrias cinematográficas europeas desde mediados de los años 50. Con algunos momentos de esplendor (años 60) y otros de declive (años 80), los países europeos han desarrollado estos esfuerzos de colaboración de manera bastante regular, con intención de compartir riesgos y costes, y aumentar el tamaño del mercado potencial. En los últimos años, la globalización del mercado y el apoyo de organismos europeos y latinoamericanos han contribuido a consolidar esta fórmula de cooperación en la mayoría de territorios de viejo continente. Hoy en día el 40% de los largometrajes de los cinco principales países de Europa Occidental -España incluida- son producidos en coproducción.

En este sentido, se debe entender como estrategia de defensa frente al dominio norteamericano y como una cuestión relacionada con la “identidad nacional” y la “cultura transfronteriza”. En otras palabras, las coproducciones representan una confluencia entre las estrategias económicas y culturales basadas sobre todo en la confianza.

Leer más