Productor ejecutivo: produciendo para otros

Cuando trabajas como productor ejecutivo en un grupo de empresas con tamaño de major americana (Warner, Disney o cualquiera de las grandes productoras conocidas a nivel mundial), de minimajor europea o plataforma multimedia/multicanal, la perspectiva es diferente. Las funciones están muy definidas y delimitadas. La parte creativa del productor está sobre todo en el desarrollo y la financiación de la película. El productor ejecutivo (executive producer), en este sentido, designa a la persona que proporciona uno o varios elementos básicos para iniciar la producción del filme, sean los derechos sobre una historia, una buena parte de la financiación o el compromiso de un talento artístico determinado. A menudo se trata de uno de los ejecutivos de producción de un estudio que se ha encargado de seleccionar y desarrollar una historia concreta.

Leer más

El productor creativo: una figura desconocida en España

La producción no consiste solamente en buscar las fuentes financieras necesarias para llevar el proyecto adelante, y en asumir competencias económico-financieras y organizativas. También tiene, de forma más o menos directa dependiendo de cada persona, un gran componente creativo.

Una de las partes creativas del productor es buscar constantemente ideas en la fase de desarrollo. Baraja un volumen de ellas y decide qué proyectos se llevan a cabo y cómo. Le toca elegir la mejor historia para contar, el mejor guion. Después buscará, a su juicio el talento más adecuado, como el director, los actores, y el resto del equipo. Con todo ello armará él “packaging” [1] del proyecto, un concepto que veremos más en detalle en la fase de desarrollo.

Leer más