Productor ejecutivo: produciendo para otros

Cuando trabajas como productor ejecutivo en un grupo de empresas con tamaño de major americana (Warner, Disney o cualquiera de las grandes productoras conocidas a nivel mundial), de minimajor europea o plataforma multimedia/multicanal, la perspectiva es diferente. Las funciones están muy definidas y delimitadas. La parte creativa del productor está sobre todo en el desarrollo y la financiación de la película. El productor ejecutivo (executive producer), en este sentido, designa a la persona que proporciona uno o varios elementos básicos para iniciar la producción del filme, sean los derechos sobre una historia, una buena parte de la financiación o el compromiso de un talento artístico determinado. A menudo se trata de uno de los ejecutivos de producción de un estudio que se ha encargado de seleccionar y desarrollar una historia concreta.

Leer más

El productor creativo: una figura desconocida en España

La producción no consiste solamente en buscar las fuentes financieras necesarias para llevar el proyecto adelante, y en asumir competencias económico-financieras y organizativas. También tiene, de forma más o menos directa dependiendo de cada persona, un gran componente creativo.

Una de las partes creativas del productor es buscar constantemente ideas en la fase de desarrollo. Baraja un volumen de ellas y decide qué proyectos se llevan a cabo y cómo. Le toca elegir la mejor historia para contar, el mejor guion. Después buscará, a su juicio el talento más adecuado, como el director, los actores, y el resto del equipo. Con todo ello armará él “packaging” [1] del proyecto, un concepto que veremos más en detalle en la fase de desarrollo.

Leer más

Productor vs. Productor ejecutivo: ¿Quién hace qué?

 

Muchas veces no se tienen claras las funciones del productor en la creación de un contenido audiovisual. De hecho, para el público en general, la figura del productor pasa inadvertida. Pocos son los que reparan en su importante labor para que una producción audiovisual vea la luz y salga adelante.

La Real Academia define al productor como aquel sujeto “que, con responsabilidad financiera y comercial, organiza la realización de una obra cinematográfica y aporta el capital necesario”. Igualmente, el ordenamiento jurídico español[1], en una de sus formulaciones más importantes, considera al productor como “el empresario privado que tiene la iniciativa y asume la responsabilidad económica de la “fabricación” de la película y es titular de los derechos de proyección o exhibición pública de la misma, sin perjuicio, en todo caso, de los derechos que pueden reservarse los autores, que no se pueden ceder en ningún caso”.

Leer más

Contenidos digitales: qué hacer cuando se tiene una idea

¿Tienes una idea? Pues, lo primero que debes hacer es elaborarla un poco más y escribir un tratamiento narrativo de unos veinte a treinta folios. Las ideas no son de nadie y si no las materializas, se evaporan o la memoria colectiva la acapara.  La propiedad intelectual no protege las ideas, sino la expresión original de esas ideas. Los derechos de propiedad intelectual se protegen primero en cada país de conformidad con las leyes de ese país. No hay un derecho único con efecto internacional. Si vas a producir a nivel internacional, la propiedad intelectual se fragmenta por países. Un titular de derechos en un Estado no lo será en otro, salvo que ese otro Estado también le reconozca derechos. La Ley del Estado para cuyo territorio se quiera hacer valer o proteger un derecho de propiedad intelectual será la que determine las condiciones para su existencia, explotación y protección. Para hacer frente a un uso no autorizado de un derecho de propiedad intelectual, habrá que atender las leyes de cada país.

Leer más

Producir cine a través de una AIE: ¿cómo hacerlo atractivo para un inversor?

Los inversores son reticentes a entrar solamente por un 20% de desgravación, en la península. Quizás sea diferente en Canarias donde el incentivo fiscal es del 38%-40% o en Navarra, el 35%. Se debe considerar lo que el productor original está dispuesto a ceder, además de ese 20%. De lo contrario, la operación no es demasiado interesante para un inversor, y menos si se trata del sector cinematográfico y audiovisual cuya imagen está relacionada con el riesgo y no hay una garantía de unas ganancias mínimas. Los rendimientos importantes de las obras cinematográficas y audiovisuales se generan durante los dos y tres primeros años. Si el inversor tiene intención de seguir invirtiendo en cine, puede lograr una cartera de títulos que puede estar liquidando durante un tiempo largo.

Leer más

pitching-presentacion-proyecto-audiovisual-despertar-interes

¿Cómo despertar interés y curiosidad en tus presentaciones?

El pitching es una fórmula para comunicar nuestra idea rápidamente y presentar un contenido de una forma trucada e intrigante. Se trata de ganar efectividad, empatía y credibilidad ante todo tipo de audiencia. El objetivo principal es despertar curiosidad en tu interlocutor para que quiera saber más sobre tu proyecto. Debes generar interés, no contar todos los detalles.

Por ejemplo, vas al cine a ver una buena película y a la salida te encuentras con unos amigos y quieres recomendársela. No les dices que el asesino es el mayordomo, ¿verdad? Le haces un breve resumen que despierte su interés y curiosidad para que vaya a verla.

Leer más

Contrata bien y vivirás mejor

A continuación te voy a dar algunas claves sobre la importancia del desarrollo de un proyecto de animación o de cualquier otro tipo de contenido. Este representa la travesía desde una idea inicial hasta el momento en que comienza la preproducción del proyecto. Comprende todo el conjunto de actividades que preceden a la preproducción, producción o al primer día de rodaje de un trabajo audiovisual. Incluye contratar la escritura del guion, el diseño de personajes y escenarios (quizá no todos), la producción de una pequeña pieza de video (teaser), la creación de material promocional para la búsqueda de financiación, la búsqueda del talento necesario, la preparación del primer presupuesto, calendario de producción, plan financiero, el estudio de mercado que debe permitir su presentación a potenciales inversores y coproductores.

 

Leer más

¿Cómo vender nuestras obras cuando somos productores?

No es recomendable que intentes vender tú mismo tu producción, sobre todo si no tienes experiencia en el proceso de venta y comercialización. Tu “venta” del proyecto para su montaje financiero debe ser asumida por ti. Sin embargo, cuando se trate de preventas o ventas, es preferible buscar un distribuidor o agente de ventas internacionales con buen acceso al mercado, buena reputación y experiencia en vender el tipo de contenido producido.  La relación entre ambas partes ha de ser buena y fluida porque han de trabajar conjuntamente. Deberás enviar materiales promocionales de calidad en cantidad y en plazo. Es importante que ambos se “quieran” y se respeten. El futuro negocio depende de ambos.

Leer más

Jugando con la cadena de valor digital

Los creadores y las empresas productoras audiovisuales son dos piezas básicas de la cadena de valor de la industria audiovisual. Ambos forman la fábrica de ideas que es el verdadero motor de la actividad. Desde la perspectiva tradicional, estas compañías proveen de contenidos o programas de animación a los canales de televisión, y de películas a las distintas ventanas del cine. La convergencia va destruyendo totalmente ese enfoque a medida que se vayan modificando las condiciones técnicas de la industria y las posiciones relativas de los actores, como se está viendo. Los operadores televisivos han pasado de gestionar una cadena de televisión a un grupo de canales y toda una serie de plataformas complementarias accesibles desde el móvil e Internet. Como consecuencia, toda la cadena de valor de la producción audiovisual se está revisando, desde la ideación de los contenidos hasta su producción y comercialización así como los formatos de entretenimiento más propicios para este nuevo ecosistema.

Leer más

Audiencias: preguntas antes de coproducir (Parte III)

¿Quién será mi audiencia?

Tener una buena idea y un buen proyecto no basta. Hay que saber a qué audiencia va dirigido, y a quién va a interesar, cuál será su edad, sus hábitos de consumo, sus horarios, etc. La era digital está cambiando el paradigma tradicional cuyos procesos estaban enfocados en un solo medio o ventana (mercado de masas). El nuevo paradigma construye una estructura convergente donde un relato fluye en múltiples plataformas internacionales con una segmentación muy pronunciada. Se abre una abanico de posibilidades importante para coproducir contenidos simultáneamente entre diferentes sectores y disciplinas de forma offline y online. El denominado transmedia empieza a calar en la sociedad como una lluvia fina estilo chirimiri.

Leer más

Preguntas antes de coproducir (Parte II).

¿Hay ya muchos proyectos de ese tipo en el mercado?

 

Debes buscar e investigar para detectar posibles proyectos similares al tuyo, al momento de producir o coproducir. De esta forma evitaras descubrir demasiado tarde que no fue tan buena la idea, ni tan original, porque ya la produjo alguien. Si hay un proyecto similar a tuyo, debes averiguar en qué se diferencia. Si no es sustancial, puedes seguir adelante buscando su diferenciación o re-enfoque. Debes saber que la memoria colectiva de las ideas fluye en la mente de los creadores y no pertenece a nadie hasta que algún guionista o creativo la hace suya, la plasma en papel y la registra.

Leer más

Preguntas antes de coproducir (Parte I)

  1. Dimensión del proyecto: ¿En qué liga quiero o puedo jugar?

 

Si estás considerando desarrollar un proyecto cinematográfico o audiovisual, te sugiero, antes de empezar a invertir o desarrollar, reflexionar profundamente en los aspectos legales, económicos y comerciales que conlleva. Esto te permitirá determinar y posicionar mejor el proyecto que pretendes coproducir. Conviene preguntarte si vas a desarrollar una obra audiovisual para el mercado global o sólo pretendes quedarte en el mercado local. Si se trata de un contenido propio con un fin comercial o una obra experimental o de autor.  Requiere o no una coproducción interregional (nacional) o internacional. Tu primer objetivo es alcanzar la ventana de cine inicialmente. O vas a ir directamente a televisión o a una plataforma VoD. ¿Cómo vas a posicionarte, con qué línea editorial y para qué mercado?

Leer más