Desde el punto de vista del negocio de licencias y creación de marcas de entretenimiento, actualizarme en la Coproducción Internacional me parecía fundamental. Esta formación me ha ayudado mucho a ver en la práctica el camino a seguir desde que se tiene una idea para desarrollar contenido, se concreta en un proyecto audiovisual, se logra la viabilidad financiera y se produce para su comercialización global. Cumple mis expectativas gracias también a la cercanía y apoyo de los expertos que imparten el programa.